PIEDRAS PRECIOSAS
TuWeb
PIEDRAS PRECIOSAS
Mis aficiones
Álbum de piedras preciosas
Mi currículum
Mi currículum sin experiencia
Mis enlaces
 
PIEDRAS PRECIOSAS

Una gema también llamada piedra preciosa es un mineral, roca o material petrificado que al ser cortado y pulido se puede usar en joyería. Otras son orgánicas, como el ámbar, resina de árbol fosilizada. Algunas gemas bellas son demasiado frágiles para ser usadas en joyería, debiendo ser expuestas sólo en museos.


PIEDRA
Foto
Foto

DE LA NATURALEZA A NUESTRAS MANOS

La Corona Imperial del Sacro Imperio Romano Germánico (Alemán: Reichskrone, Corona Imperial) es la corona que utilizaron los Reyes de los Romanos, título empleado por los aspirantes a emperador del Sacro Imperio (no todos los que se la ciñeron volvieron a utilizarla para ser coronados emperadores). Probablemente esta corona fue realizada en algún lugar del oeste de Alemania a finales del siglo X, durante el reinado del emperador Otón I, con algunos añadidos posteriores de la época de Conrado II o de Conrado III. La primera fuente conservada en la que se menciona la Corona del Sacro Imperio se remonta al siglo XII, en ella se considera a ésta como la original, afirmación que parece muy probable.


La corona imperial es la más importante de las Insignias Imperiales, que incluyen a la (Reichskleinodien) la Cruz Imperial (Reichskreuz), la Espada Imperial (Reichsschwert) y la Lanza Sagrada (Heilige Lanze) como las más importantes. Durante la ceremonia de coronación era entregada al nuevo monarca, junto con el Cetro (Zepter) y el Orbe Imperial (Reichsapfel) y éste sólo podía utilizarlos en dicha ceremonia. La corona imperial y el resto de las Insignias del Sacro Imperio Romano Germánico estuvieron custodiadas desde el año 1424 hasta 1796 en Núremberg, ciudad situada en el antiguo Ducado de Franconia que fue el centro y origen del Estado Franco en tierras germanas.


Actualmente, la corona y el resto de las insignias del Sacro Imperio se encuentran en el Palacio Imperial de Hofburg de Viena (oficialmente "hasta la designación de un nuevo emperador del Sacro Imperio").

Se conserva una copia exacta de la corona imperial en el Ayuntamiento de la ciudad de Aquisgrán, situado en el mismo lugar que el Palacio de Carlomagno. Existe otra copia de la corona y de las insignias restantes en el Museo de Historia de Fráncfort, la mayor parte de los últimos emperadores del Sacro Imperio fueron coronados en la catedral de esta ciudad o en la Fortaleza de Trifels en el antiguo Palatinado Renano, donde estuvo custodiada la corona imperial durante la Edad Media

ESCRÍBEME:
Me interesa tu opinión